Ads 468x60px

domingo, 27 de enero de 2013

Anís Chinchón - Nueva colaboración


Empezamos nueva colaboración con Anís Chinchón de la empresa Gonzalez Byass. Que nos ha enviado un buen lote con uno de sus productos además de un montón de regalitos.



Mirar mirar:


 

 

 

 La presentación una pasada todo envuelto y atado con rafia, me ha encantado me llevé una buena sorpresa.
Ahora empezamos conociendo un poco a la empresa.



HISTORIA
Cuando en el siglo XI, tras la conquista de Toledo por las huestes de Alfonso VI con el Cid, los castellanos fueron poblando la retaguardia de la nueva frontera, entre los valles del Tajo y del Tajuña y sobre una colina, que cercan con murallas almenadas, se asientan estos castellanos, dando origen al poblado de Chinchón.

En 1468 mereció el título de Villa, que le otorgó el Príncipe de Asturias Enrique IV, que ostentó su señorío, donado por su padre el rey Juan II.

Durante la convivencia de las dos comunidades, árabe y cristiana, éstos últimos irán aprendiendo de aquellos el arte de la destilación, costumbre que se va afianzando más y más entre los habitantes de Chinchón.

El clima seco de la comarca y el terreno tan apropiado, ofrece garantías de producción y adaptación de la vid, por lo que a finales del siglo XVI y durante el siglo XVII se generalizan las viñas en Chinchón.

En los fríos meses del invierno, pasadas las vendimias, los orujos serán destilados, para obtener de ellos el producto, que redestilado de nuevo con matalahúga, empieza a ser conocido como aguardiente de Chinchón.

Prácticamente todos los habitantes de Chinchón tendrán junto a su bodega su correspondiente alambique obteniendo de los orujos de su cosecha “su aguardiente” que venderá al arriero de turno.

.............................................................................................

En el siglo XIX se crea la Sociedad de Cosecheros de Vino, Vinagre y Aguardiente de Chinchón. Esta Sociedad, que aglutinó a la práctica totalidad de cosecheros de Chinchón, veló, no sólo por la ciudad, a cuyo auge contribuyó dotándola de calles, puentes, la fuente de su Plaza Mayor y un magnífico teatro, sino por la cuidadosa destilación y esmerada elaboración del aguardiente cada vez más divulgado y prestigiado.

La Sociedad de Cosecheros concurre con sus productos a la Exposición Universal de Chicago, en 1883, donde obtiene Medalla de Oro; a la de París, en 1889, donde consigue Único Gran Diploma de Honor por aguardiente de vino; y nuevamente a la Exposición Universal de París, en 1900, alcanzando Medalla de Oro.
.............................................................................................

En 1904, la Ley de Alcoholes creaba el Impuesto de la Renta del Alcohol y regulaba la producción y el comercio del mismo y de sus derivados lo que obliga a la desaparición de las numerosas alquitaras.

El 11 de marzo de 1911, recogiendo el arte, el saber y la tradición destiladora, los cosecheros vinícolas de Chinchón, en un número de más de 300, fundan la "SOCIEDAD COOPERATIVA ALCOHOLERA DE CHINCHON", con el fin de agrupar y defender los intereses de los cosecheros de Chinchón, que producían y vendían libremente sus aguardientes anisados. 

El Capital Social es de 80.000 pesetas, representado por 1.600
acciones de 50 pesetas cada una. Esta es la primera empresa productora industrial de CHINCHON.



DENOMINACION GEOGRAFICA CHINCHON
En reconocimiento al producto y su método de elaboración, el Consejo de las Comunidades Europeas, en su Reglamento C.E.E. 1.576/89, sobre definición de bebidas espirituosas, otorga la Denominación Geográfica a CHINCHON, como anís. 

Esta concesión responde al método de elaboración tradicional de CHINCHON, consistente básicamente en la destilación, en alambiques de cobre, de la planta matalahúga, matalahúva, grano de anís o anís verde, que por todos estos términos se conoce a la planta "Pimpinella Anissum L", en presencia de alcohol y agua.

Se tienen datos bibliográficos de la elaboración de CHINCHON desde el siglo XVII. Ya en esa época, coexistían en la zona campos de vid y de matalahúga. Los habitantes de Chinchón disponían en sus casas de cuevas, que siguen existiendo actualmente, donde obtenían sus vinos. Poseían pequeños alambiques en los que posteriormente destilaban los orujos para obtener alcohol y este alcohol, con agua, lo volvían a destilar con matalahúga obteniendo el aguardiente de Chinchón.

Este método y fórmula de elaboración no se han variado desde entonces, si bien los resortes técnicos de la industria actual lo facilitan y mejoran.


.............................................................................................


CENTENARIO CHINCHÓN
Chinchón, después de 100 años, sigue siendo un digestivo muy reconocido por su altísima calidad y una bebida cien por cien natural que no cuenta con ningún producto artificial.

Cualquiera de sus tres variedades -dulce, seco y seco especial- pueden ser consumidas solas o con hielo y convertirse en un magnífico ingrediente para elaborar recetas de cocina.

Para potenciar su uso culinario se ha creado el blog “www.cocinaconchinchon.es”, que recoge recetas e ideas para incluir este anís natural en la cocina

Si os interesa leer la historia completa podéis hacerlo en el documento que encontrareis en este enlace Historia, destilación y grano de anís

En breve empezaré a preparar algunas recetas con este producto y aunque yo no soy muy de beber licores os contaré que nos parece.

0 comentarios:

Publicar un comentario